AOVE Casablanca – 500ml

Producto nuevo

El litro le sale a 25,8 €.

El origen de nuestro trabajo se remonta a nuestros antepasados, cuando nuestra familia decidió plantar de olivos aquellas tierras del cortijo denominado Casablanca, que año tras año venían sembrándose de cereal, labradas y mimadas por los labradores del momento.

12,90 € impuestos incluidos.

Desde entonces y hasta este momento quedaba una ardua tarea, dada por el ciclo de plantación, crecimiento y formación de nuestros olivares, empezando desde cero lo que hoy podemos culminar con el proceso de producción de este ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA (AOVE). Es por ello que nuestras fincas son tratadas con el mismo esmero que lo hacían nuestros antepasados, integrando las nuevas tecnologías y ofreciendo al árbol todos los cuidados necesarios para que desarrolle su fruto en las mejores de las condiciones, lo que equivale al estado de nuestros olivos y a la calidad de nuestros aceites. Nuestro lema: Trata bien la naturaleza y ella te compensará. Desde Aceites Casablanca, ofrecemos al árbol los mejores cuidados, verificados por análisis periódicos y dotando nuestras tierras y nuestros árboles de lo necesario en cada momento, lo que se traduce en un fruto sin estrés, que provoca un aumento en la calidad del aceite obtenido.

Agradecemos a todo aquel que lea estas palabras, porque así podrá entender nuestra filosofía de hacer las cosas desde el corazón y podrá al menos sentir una parte de todo aquello que nosotros sentimos, que durante el paso de muchos años ha sido el modo de vida de nuestros familiares. Hoy se sigue llevando a cabo con la misma intensidad, obteniendo a cambio gran satisfacción que inexplicablemente, hace que sigamos aquellos pasos en lo que hoy ya es la tercera generación cuidando de nuestro mayor tesoro…. nuestros olivares.

 

 

No hay ninguna opinión por el momento.

Escribe una reseña

AOVE Casablanca – 500ml

AOVE Casablanca – 500ml

El litro le sale a 25,8 €.

El origen de nuestro trabajo se remonta a nuestros antepasados, cuando nuestra familia decidió plantar de olivos aquellas tierras del cortijo denominado Casablanca, que año tras año venían sembrándose de cereal, labradas y mimadas por los labradores del momento.

Productos Relacionados